Tu colaboración es esencial

Los agricultores y ganaderos tienen la obligación de entregar los residuos plásticos a gestores autorizados, pero esto no siempre es fácil ni sencillo.

MAPLA pondrá a tu disposición los medios necesarios para llevar a cabo una correcta gestión del residuo, ayudando al cumplimiento de estas obligaciones y mejorando la imagen del sector agrario.

Registro de productores de residuos

La recogida de residuos por parte de MAPLA, una vez entre en funcionamiento el sistema de gestión de plásticos agrarios, requerirá un registro previo del titular de la explotación agrícola y ganadera.

El proceso de registro es fácil y sencillo, solo necesitamos datos identificativos de la explotación y del titular, así como la localización geográfica para la entrega del residuo plástico. Recuerda que deberás cumplir con el código de buenas prácticas, para que podamos dar el correcto tratamiento al plástico usado y así hacer que la mayor parte del residuo que nos entregues se recicle.

¿Qué debo hacer para que me recojan?

Cuando compres plásticos nuevos, asegúrate de que tu cooperativa o tu distribuidor venden el filme de alguna de las empresas que firman el acuerdo voluntario promovido por MAPLA. Verifica que se incluye la eco-contribución en tu factura de compra, esto garantizará que podrás entregarlos gratuitamente.

Para la recogida del residuo es necesario que te registres a través de nuestra web o nuestra aplicación y que cumples el código de buenas prácticas. MAPLA llegará a acuerdos con recogedores en toda España para que efectúen la retirada. Sigue sus indicaciones, nosotros haremos todo lo demás.

Código de buenas prácticas

Agricultor y ganadero tu colaboración es esencial para el éxito del sistema de gestión del residuo de plástico agrario. La presencia de restos vegetales y de tierra, dificulta su reciclado, cuanto más limpio y seco esté el plástico usado que entregues al recogedor mayor probabilidad de reciclado.

Tu labor es muy importante, entre todos podemos conseguir que el plástico usado que entregues a MAPLA se recicle.

Sigue el código de buenas prácticas que te presentamos. Tu labor y cuidado en la entrega redunda en tu propio interés y en el del medio ambiente.

Coste de gestión

La recogida y reciclado del plástico agrario es un proceso largo y costoso. En la mayoría de los casos el valor del material reciclado no es suficiente para compensar todos los costes necesarios de gestión (recogida, clasificación, embalado, transporte y reciclado) y por lo tanto es preciso cubrirlo con un pago para la gestión.

MAPLA, como entidad sin ánimo de lucro, pone en marcha el sistema de gestión transmitiendo este coste, a través del pago de una eco-contribución en el momento de la compra del plástico nuevo. MAPLA al ser entidad sin ánimo de lucro, este importe va destinado a cubrir exclusivamente los costes de gestión del residuo.

Código de buenas prácticas

Agricultor y ganadero tu colaboración es esencial para el éxito del sistema de gestión del residuo de plástico agrario. La presencia de restos vegetales y de tierra dificulta mucho su reciclado, así cuanto más limpio y seco este el plástico usado que entregues al recogedor mayor probabilidad de ser reciclado.

Tu labor es muy importante y entre todos podemos conseguir que el plástico usado que entregues al sistema de gestión que organiza MAPLA se recicle.

Sigue el código de buenas prácticas que te presentamos. Tu labor y cuidado en la entrega redunda en tu propio interés y en el del medio ambiente.

Coste de gestión

La recogida y reciclado del plástico agrario es un proceso largo y costoso. En la mayoría de los casos el valor del material reciclado no es suficiente para compensar todos los costes necesarios de gestión (recogida, clasificación, embalado, transporte y reciclado) y por lo tanto es preciso cubrirlo con un pago para la gestión.

MAPLA, como entidad sin ánimo de lucro, pone en marcha el sistema de gestión transmitiendo este coste, a través del pago de una eco-contribución en el momento de la compra del plástico nuevo. MAPLA es una entidad sin ánimo de lucro, este importe va destinado a cubrir exclusivamente los costes de gestión del residuo.